Giuseppe Ferrari

Nació en Milán el 7 de marzo de 1811 y murió en Roma el 2 de julio de 1876. Discípulo de Romagnosi, se inte­resó por el problema de la libertad indivi­dual.

En 1838, como no pudiera soportar al Gobierno austríaco, marchó a Francia, donde enseñó hasta que su afán de libertad llevóle a abandonar la actividad docente para no tener que servir al Imperio napo­leónico.

Mientras tanto, había dado a co­nocer la poesía popular italiana a los franceses en una serie de artículos publicados en 1840 en Revue des Deux Mondes y luego en un tomo. En 1843 aparecieron sus refle­xiones sobre los problemas de la Historia en el volumen Essai sur le principe et les limites de la philosophie de l’histoire.

En 1848 defendió la necesidad de una inter­vención de Francia en Italia para impedir el fracaso de la revolución. Su mayor acti­vidad tuvo lugar durante el período 1850-60, en cuyo transcurso aparecieron Filosofia della rivoluzione (1851), Federazione repubblicana (1851), Historia de las revoluciones de Italia (v.), en francés (1857-58), e Histoire de la raison d’État (1860).

En 1859 vol­vió definitivamente a Italia, donde fue miem­bro del Parlamento y enseñó Filosofía de la Historia en Roma, Florencia y Milán. Como diputado sostuvo con firmeza sus ideas federalistas e insistió en la necesidad de la reforma agraria.

Entre las obras publicadas después del retorno a su patria cabe men­cionar Escritores políticos italianos (1862, v.), en la cual reunió un curso por él mis­mo dado en Turín, y Teoría de los períodos políticos (1874, v.), que compendia los resultados de sus investigaciones sobre la Historia y la Sociología.

F. Catalano