Gilles Ménage

(Aegidius Menagius). Nació en Angers el 15 de agosto de 1613, murió en Paris el 23 de julio de 1692. Ménage, uno de los más brillantes literatos y eruditos france­ses del siglo XVII fue encaminado por su padre, abogado real, al estudio de las Leyes y ejerció durante algún tiempo la abogacía en su ciudad natal (1632) y posteriormen­te en París, donde obtuvo el nombramiento de abogado del Parlamento, y (1635) después del retiro de su padre, el de abogado del rey. El enojo que le causaba el trabajo pro­fesional, un fuerte anhelo de independencia y sus aficiones crítico-literarias le impulsa­ron a abandonar la abogacía: recibió las órdenes menores, se entregó por completo a los estudios predilectos; rápidamente ad­quirió fama y autoridad internacionales (conoció también perfectamente el italiano y el español) y mantuvo activas relaciones con la sociedad culta de París en la que le hizo célebre su pronto y agudo ingenio.

Fue estimado por Mazarino, por el cardenal de Retz y por el príncipe de Conti; amigo de Chapelain (v.) y de Guez de Balzac (v.), asiduo asistente al Hôtel de Rambouillet y, después de su retiro al claustro de Notre- Dame, al cenáculo llamado de los «Mercu­riales» (se reunían semanalmente los miér­coles), al que pertenecieron Chapelain, Conrart, Pellison (v.), Perrault (v.), Sarrazin, etcétera. Una nota pintoresca y muy comen­tada de su vida fue la pasión no correspon­dida que le inspiró Mme. de Sevigné (v.); su mordacidad, por otra parte, le opuso a Bouhours (v.), a Boileau (v.) y a Molière, que le retrató en el personaje Vadius de Las preciosas ridículas (v.). Casi segura­mente por esta razón fracasó su candidatura a la Academia, presentada en 1684. Abun­dante y variada es la producción de Ménage, aunque la parte más importante está repre­sentada por obras de carácter crítico o histórico-filológico, como Origines de la lan­gue française (1650), publicada de nuevo, después de su muerte, en 1750, con el título Dictionnaire étymologique de la langue française, las anotaciones a Aminta de Tasso (1655), Observations sur les poésies de Malherbe (1666), Origines de la langue ita­lienne (1669) y Observations sur la langue française (1673-76).

Al margen de esta obra, otros numerosos escritos de polémica y de variada erudición histórica y literaria, poe­sías francesas, latinas, griegas, italianas: Mescolanzas (v. 1652), que contiene también la primera antología poética de Ménage, Ame­nidades de derecho civil (1677, v.), Histoi­re de Sablé (1683), el opúsculo polémico Anti-Baillet (1690) y una recopilación de notas y sentencias, publicada en París en 1693 y muchas veces reimpresa con correc­ciones.

D. Mattalia