Giacomo da Lentino

Nació a fines del si­glo XII en Lentini (Siracusa) y murió en tomo a 1250. Es el más ilustre y, posiblemente, el más antiguo de los rimadores sicilianos; su nombre aparece en importantes documentos de Federico II que indican la celebridad de que debió gozar en la Magna Curia y gracias a la cual se le conoció por el Notario. Un debate con Pietro della Vigna y Jacopo Mostacci sobre la naturaleza del amor ha inducido a suponer que pudiera haber estu­diado en Bolonia, patria de Guinizelli.

No resulta posible establecer fechas seguras acerca de su actividad poética y profesional. Dejó unas cuarenta composiciones líricas que le granjearon autoridad entre los con­temporáneos y fama duradera. Dante, en el Purgatorio, le sitúa entre los principales representantes de la poesía anterior al «dolee stil novo», y en De vulgari eloquentia menciona una canción suya como ejemplo de lenguaje vulgar ilustre. En la actualidad se aprecian singularmente los acentos per­sonales y sinceros de sus Rimas (v.); se le atribuye la invención del soneto.

P. Onnis