Giacinto Gallina

Nació el 31 de julio de 1852 en Venecia, murió en la misma ciudad el 13 de febrero de 1897. Estimulado a es­cribir para el teatro por la gran actriz Moro- Lino, comenzó su producción en 1870, con­virtiéndose pronto en conocido autor de co­medias en dialecto veneciano, hasta el pun­to de ser considerado como el mejor y más significativo autor dialectal después de Goldoni.

Después de sus primeras comedias, Le Barufe in famegia (v.), Una famegia in ro­vina (v.), El enamorado de la abuela (v.) y Gente enriquecida (v.), en las que el autor lleva a escena la vida sencilla de la plebe, en una vivaz, pero algo amanerada y respetuosa imitación de la fórmula gol­doniana, el arte de G. fue afinándose cada vez más a la búsqueda de un análisis más profundo de sentimientos y pasiones, acer­cándose con sobriedad de acentos a la manera de Verga y de los realistas. De este teatro suyo menos dialectal de tono y de contenido y de acento más universal, queda testimonio en La familia del padrino (v.), considerada como su obra maestra, y en la que la nostalgia idílica de las comedias de la primera manera ha sido sustituida por una más amarga visión de la vida, en un tono de tranquila y sufrida renuncia al drama mismo, que muere sofocado en el ánimo de los protagonistas, desesperadamen­te ansiosos de liberarse de sus grises pro­blemas morales.

En esta dirección, el arte de G., enderezado en sus últimos tiempos a los problemas sociales, habría dado quizá otros interesantes y más maduros trabajos si la muerte no hubiera truncado su obra, cuyo último testimonio es la incompleta co­media Senza bussola (1897, v.). G. fue tam­bién notable director de escena.

G. C. Legorino