George Simón Ohm

Nació en Erlangen el 16 de marzo de 1789, murió en Munich el 6 de julio de 1854. Hijo de un herrero, alternó en los años de adolescencia el trabajo con los estudios, en los que demostró preferen­cia por los de carácter científico. En 1803 empezó a asistir a la Universidad de Erlan­gen, donde hizo rápidos progresos. Primero enseñó como maestro en Bamberg; pero en 1817 fue nombrado profesor de Matemá­ticas y Física en el instituto de Colonia. De­dicado desde el principio a los estudios de galvanoelectricidad, en 1826 dio a conocer su «ley» sobre los metales conductores de la electricidad por contacto, ley que, por lo demás, no fue suficientemente apreciada por los físicos de la época. Al año siguiente publicaba El circuito galvánico tratado ma­temáticamente (v.), trabajo en el que sa­caba provecho teóricamente de la misma ley por la introducción de los conceptos de intensidad de corriente, de fuerza electro­motriz y de resistencia eléctrica.

Amargado y desilusionado por la incomprensión de la cultura oficial, Ohm abandonó Colonia y vivió en Berlín dando clases particulares hasta 1833, donde obtuvo primero una cátedra y después la dirección del politécnico de Nuremberg. En 1844, Pouillet resaltaba la importancia de sus intuiciones y al año siguiente Ohm recibía la medalla Copley de la Royal Society de Londres. En 1849 se le confería la cátedra de Física de Munich, donde fue también asesor de la Administra­ción de telégrafos. Se ha dado su nombre (ohmio) a la unidad de resistencia eléctrica.

R. Fabietti