Fujiwara Teika o Fujiwara-no-Sadaie

Nació en 1162 y murió en 1241. Ocupó im­portantes cargos y sirvió a seis empera­dores, desde Takakura (1168-80) hasta Go Horikawa (1221-32). Procedía de una fami­lia de célebres poetas descendientes de Ienaga (1192-1264), progenitor de la «Casa de los maestros de poesía», y desde joven fue considerado superior al padre, Toshinari o Shunzei (1114-1204), también autor poético ilustre, que murió mientras trabajaba en la compilación del Shin-Kokinwakashū (v.).

El luto impidióle aportar todo su esfuerzo en tal compilación; pero, no obstante, mien­tras reinaba el emperador Go Horikawa llevó a cabo solo el Shin Chokusen-shū; parece debérsele también el conocido Hyakunin Is-shū (v.). Entre otras cosas, escribió tres importantes obras acerca de la poesía: Modelos de poesías modernas [Kindai shūka], Tratado sobre la composición poética [Eika taigai] y Selección para todos los meses [Maigetsu-shō], libro de enseñanzas so­bre los secretos de la composición poética, que más tarde constituyeron la biblia de la poesía de la escuela Nijo.

Nuestro autor viose extraordinariamente favorecido por la suerte; gozó, en efecto, de una salud inme­jorable, una elevada posición social, una situación económica desahogada y una lar­ga vida. Por naturaleza resultó un ingenio multiforme y agudo, que perfeccionó su va­lor poético en la escuela paterna.

Los versos de este autor son fruto de un laborioso es­fuerzo y no voz espontánea del corazón y, repetidamente meditados y pulidos, apare­cen técnicamente perfectos, pero carentes o pobres de contenido original. De esta suer­te, él y su escuela asestaron un rudo golpe a la lírica japonesa clásica. Sus poesías se encuentran repartidas en las diversas anto­logías, pero asimismo reunidas en una obra suya, Escritos necios de un chambelán [Shūi gusō, 4 vols.], que contiene tres mil seis­cientos cincuenta y tres versos.

Y. Kawamura