Friedrich List

Nació en Reutlingen (Württemberg) el 6 de agosto de 1789 y murió en Kufstein el 30 de noviembre de 1846. Du­rante su primera juventud desempeñó varios empleos privados y públicos en su ciudad natal, así como en Ulm y Tubinga. Vivió intensamente la agitación espiritual y polí­tica del período napoleónico y participó en la lenta aparición de una conciencia nacio­nal en su país; y así, al caer Napoleón en 1815 su sistema se hallaba ya casi for­mado. Muy duros económicamente fueron para Alemania, como también para casi toda Europa, los primeros años que siguieron a 1815. List, que en 1818 había sido llamado a la Universidad de Tubinga como profesor de ciencia de la administración, intentó for­mular una teoría susceptible de contribuir al «desarrollo — según sus mismas pala­bras — de la prosperidad, la cultura y el poder de Alemania».

Para ello volvió, si­quiera sólo en cuanto podía serle de utili­dad, al mercantilismo, y distinguió, como ningún otro estudioso hiciera hasta enton­ces, entre la economía cosmopolita y la nacional; la primera era la de la libertad de comercio, y podía ser adoptada por los estados con cierto desarrollo industrial en tanto la otra consistía en la del proteccio­nismo, adecuada, en cambio, a los países que todavía no alcanzaban el nivel de los más avanzados. Como puede verse, la doctrina de List no suponía una mera abstracción, antes bien, procuraba siempre ser válido instrumento para la reconstrucción y la grandeza de su patria. Sin embargo, el eco­nomista en cuestión hubo de enfrentarse pronto a serias dificultades, y viose com­batido violentamente desde muchos puntos, sobre todo porque sus planes lesionaban algunos intereses tradicionales en un país aún lejos del desarrollo industrial moderno. Y así, tras su alejamiento de la Universidad debido a motivos políticos, hubo de renun­ciar también al cargo de diputado de Württemberg; condenado en el año 1822, huyó al extranjero, a los Estados Unidos.

Espíritu práctico y activo, dedicóse inmediatamente en Pennsylvania a empresas y negocios que influyeron notablemente en su ideología. Muy difícil le resultó el regreso a la patria, que logró primeramente en calidad de cónsul norteamericano; luego, en 1837, domici­lióse en París, donde permaneció hasta 1840. En 1841 publicó su obra más importante, Sistema nacional de economía política (v.). La «Zollverein» pareció realizar, finalmente, gran parte de las ideas de List, quien trabajó a fondo en su defensa y su fortalecimiento.

F. Catalano