Friedrich Christoph Schlosser

Nació en Jever el 17 de noviembre de 1776 y murió en Heidelberg el 23 de septiembre de 1861. Fue hijo de un abogado, y estudió Teología en Gotinga. Sus modestas condiciones económi­cas forzáronle a la aceptación del cargo de preceptor junto a familias acomodadas. Más tarde enseñó Historia en los institutos de Jever y Francfort. En 1817 fue nombrado profesor de esta misma asignatura en la Universidad de Heidelberg, donde tuvo en­tre sus discípulos a Gervinus y Haüsser. Su producción histórica, influida por las ten­dencias pedagógicas y morales de la Ilus­tración, conoció, a causa de ello y de su tono popular, una considerable notoriedad, e influyó a su vez en la conciencia política de la época.

En este aspecto cabe mencio­nar su Historia universal en narración se­guida (v.), que, sin embargo, fue duramente criticada por los historiadores. De más fa­vor gozó la Historia de los siglos XVIII y XIX hasta la caída del Imperio francés [Geschichte des 18. und 19. Jahrhunderts bis zum Sturze des französischen Kaiserreiechs, 1836]. Resulta notable en nuestro autor la tendencia a introducir en la histo­riografía consideraciones y datos sobre la vida literaria de los períodos estudiados; menos feliz aparece en la consideración de los hechos económicos y sociales. Compuso varias novelas y un ensayo sobré Dante (1855). Erudito rígidamente vinculado a los principios procedentes de la filosofía kan­tiana y adversario de innovaciones, hubo de enfrentarse con Ranke y Niebuhr.

G. V. Amoretti