François-André Phelidor

Nació en Dreux el 7 de septiembre de 1726 y murió el 31 de agosto de 1795 en Londres. Hijo de André y sobrino de Jean (jefe de una numerosa familia de músicos que contó con no me­nos de doce miembros), estudió armonía con André Campra y fue también, desde joven, un excepcional y apasionado juga­dor de ajedrez. Gracias a esta habilidad pudo viajar por el extranjero, especialmente a Londres; en 1748 escribió un Analyse du jeu des échecs. Sólo hacia 1754 empezó Phelidor a dedicarse a la música. Su primer trabajo fue Motets à grand choeur. Su poco éxito le decidió a dedicarse al teatro. Después de algunas tentativas no logradas, conoció el éxito con Biaise le savetier (1759), que re­veló sus dotes de compositor original y bri­llante, rico de ideas y hábil en la armonía y en la instrumentación. Siguieron a éste otros numerosos trabajos teatrales en el gé­nero de la «opéra-comique»: citemos Le ma­réchal ferrant (1761), en la que aparece por primera vez el llamado «air descriptif», Sancho Pança dans son isle (1762), Le sor­cier (1764) y Tom Jones (1765), que conso­lidaron su popularidad.

En 1766 escribió un Requiem para el aniversario de la muerte de Rameau, y en 1767 hizo representar la tragedia Emelinde, princesse de Norvège, considerada como su obra maestra. Durante una estancia en Londres puso en música el Carmen saeculare de Horacio (1779), con­siguiendo un nuevo y gran éxito. A conti­nuación escribió una refundición del Persée de Lulli (1780), Thémistocle (1785), L’ami­tié au village (1785), La belle esclave (1787). Proscrito por el Comité de Salvación Pú­blica cuando se encontraba de nuevo en Londres (1792), Phelidor murió allí, en el des­tierro, sin saber que pocos días antes había sido rehabilitado por sus conciudadanos, y dejando sin terminar Belisario (v.), que fue representado, después de su muerte, en la nueva Opéra-Comique el 4 de octubre de 1796.

C. Marinelli