Francisco Lugo y Dávila

Escritor es­pañol; nació según unos en Madrid y según otros en Puerto Rico, en el último tercio del si­glo XVI. Era de familia noble por ambas líneas y es probable que siguiese la carrera de Jurisprudencia, a juzgar por la natura­leza de los cargos honrosos e importantes que luego le fueron confiados, entre ellos el de gobernador de la provincia de Chiapa, en el virreinato de Nueva España, para el que fue nombrado por el año 1621. Su estancia en Nueva España debió prolongarse unos diez años y parece que en 1632 se hallaba ya en Madrid, donde aún residía en 1659, fecha en que datan las últimas noticias que tenemos del escritor.

Poeta, humanista e historiador, su primera obra literaria fue un elogio a cierta colección de novelas breves de Salas Barbadillo, im­presa en Madrid en 1615. A partir de 1622, publicó la colección titulada Teatro popular (v.), unas Réplicas a las proposiciones de Gerardo Basso, que versan sobre mo­neda; una genealogía de su estirpe titulada De la nobleza exemplificada en el linaje de Lugo; otra obra de parecida índole so­bre el Origen de la gran casa de Saavedra. También escribió, en la Corona de espinas de Christo redemptor nuestro de don Gas­par de Seijas, incluido en el Certamen an­gélico (1656), un Elogio de don Gaspar de Seyxas Vasconcellos y Lugo, caballero Co­mendador mayor de Christo y un discurso sobre Domingo de Guzmán y varios versos.