Francesco Domenico Guerrazzi

Nació el 12 de agosto de 1804 en Liorna y murió el 23 de septiembre de 1873 en su villa próxima a Cecina. Estudió Leyes en Pisa y se gra­duó en 1824. Ante el escaso éxito que acom­pañó algunas obras teatrales de juventud, dedicóse a la novela histórica y compuso La batalla de Benevento (1827, v.). Al año siguiente fundó L’Indicatore Livomese, del •que sólo aparecieron cuarenta y ocho nú­meros. Orador elocuente, pronunció el elo­gio fúnebre de un oficial conciudadano muerto en Rusia, y ello le valió seis meses de confinamiento en Montepulciano; allí leyó a Mazzini y Bini el principio de la nueva novela El sitio de Florencia (v.), publicada luego en París bajo seudónimo (1836). En la capital francesa había escrito en 1830 el apólogo satírico La culebrita (v.). Posteriormente, y luego de varias detenciones por motivos políticos, compuso Veró­nica Cybo (1837, v.) e Isabella Orsini, duchessa di Bracciano (1844). Tendió siempre a inspirar sus novelas en las historias más tenebrosas.

En 1847 inició sus Memorie, que fueron recogidas e impresas más tarde por editores anónimos. Vuelto a la política en 1848, llegó a diputado y ministro del Inte­rior. En 1849 participó en un gobierno pro­visional. Regresado Leopoldo II negóse a huir, y, tras un largo proceso, fue conde­nado a quince años de cárcel, pena conmu­tada luego por el destierro en Córcega, de donde huyó a Génova. Mientras tanto, ha­bía publicado en Pisa 11 Márchese di Santa Prassede (1853) y Beatriz Cenci (1854, v. Los Cenci), y en Turín El asno (1857); son de ambiente corso La torre di Nonza (1857) y La historia de un moscón (1858). En Mi­lán aparecieron Escritos políticos, Escritos literarios, El agujero en el muro (1862) El sitio de Roma (1863-65) y Pasquale Paoli o La derrota de Pontenuovo (1864, v.). Dijo de sí mismo: «Escribo un libro porque no he podido librar una batalla». Su estilo re­sulta enfático, oscuro y violento, y en sus obras el autor muestra predilección por las escenas crueles y lúgubres, expresión de su temperamento romántico y polémico.

M. Giovaninetti