Félix Torres Amat

Escritor y pre­lado español. Nació en Sallent, en la comarca de Bagés (Cataluña) el 6 de agosto de 1772, y murió en Madrid el 29 de diciembre de 1847. Tuvo once hermanos, y fue enviado por sus padres a la Universidad de Alcalá de Hena­res cuando contaba doce años. Allí, bajo la dirección de su hermano Juan, colegial y capellán mayor del Colegio de San Ilde­fonso, estudió lenguas antiguas y moder­nas. Pasó después a Tarragona, junto a su tío Félix Amat, canónigo de aquella cate­dral. Allí cursó Filosofía y Teología, estu­dios que completó’ en San Isidro de Madrid y en Cervera. Enseñó en Tarragona y en 1806 tomó posesión de una canonjía en la colegiata del Real Sitio de San Ildefonso. Carlos IV le encomendó una versión caste­llana de la Biblia, que terminó en 1823.

En 1833 fue elevado a la sede episcopal de Astorga. En Barcelona realizó el proyecto de establecer junto a la biblioteca episcopal una sección titulada «Biblioteca de escrito­res catalanes», a la que regaló quinientos volúmenes. En 1836 publicó en la capital catalana sus Memorias para ayudar a for­mar un Diccionario crítico de escritores ca­talanes (v. Diccionario crítico de los escri­tores catalanes). Empeñado en rehabilitar la memoria de su tío Félix Amat, obispo de Palmira, cuyas Observaciones pacíficas ha­bían sido incluidas en el índice, escribió una Vida apologética de dicho prelado, en la que se insertan varios opúsculos del bio­grafiado.

Tal empeño le ocasionó sinsabores y dificultades con Roma. Nombrado sena­dor por Barcelona, desarrolló intensa acti­vidad política. Torres Amat fue académico de la Lengua y recibió numerosas distinciones por parte de instituciones nacionales y ex­tranjeras. Su versión de la Biblia, en su tiempo muy difundida y hoy completa­mente superada, sólo conserva un valor histórico.