Federigo Nomi

Nació en Anghiari (Toscana) el 31 de enero de 1633, murió en Monterchi el 30 de noviembre de 1705. Inclinado a la carrera eclesiástica, fue profesor de Huma­nidades en Arezzo; director, a partir de 1670, del Colegio ducal de Pisa y, posterior­mente, profesor de derecho feudal en aque­lla Universidad. Es probable que su desig­nación para tales cargos se debiera a la autoridad y la amistad de Francesco Redi, al que en 1666 había dedicado Nomi su primera colección de Poesie liriche. Obligado, no se sabe exactamente por qué razón, a abando­nar la enseñanza, en 1682 se le nombró párroco de San Simón de Monterchi, donde pasó el resto de su vida.

Se adhirió a la Arcadia con el nombre de «Cerifone Nereatide». Fue poeta de alguna fama, de vena fácil, con notable tendencia a los géneros cómico y satírico; no exento, sin embargo, de aficiones científicas, como indican nume­rosos detalles de su Cerrojo d’Anghiari (v.). Escribió, además de las citadas Poesie liri­che, una traducción de las Odas (1672) y de los Epodos de Horacio; una comedia, Pulzinella, representada en Florencia du­rante el Carnaval de 1678; un poema épico inspirado en Tasso, Buda liberata (1703); y el poema heroico-cómico, ya citado, Il catorcio d’Anghiari, su obra más conocida, ini­ciada en 1684, pero no publicada hasta 1830.

D. Mattalia