Erik Alfred Leslie Satie

Nació el 17 de mayo de 1866 en Honfleur (Calvados) y murió el 1. ° de julio de 1925 en París. Fue una personalidad compleja que influyó, en dos épocas distintas, en los músicos franceses contemporáneos suyos. Con sus Sarabandes de 1887 (v. Piezas para piano) se adelantó a Debussy en cuanto a la concepción armó­nica; las sucesiones de acordes de nona, en particular habrían de ser utilizadas amplia­mente unos diez años después por el autor de Pelléas. Debussy y Ravel manifestaron un gran interés hacia las composiciones de Satie, y transcribieron algunas de ellas para orquesta. Espíritu cáustico y paradójico, se complugo, durante cierto período, en la elec­ción de títulos desconcertantes para piezas humorísticas de inspiración literaria (Pièces froides, Morceaux en forme de poire, Préludes flasques pour un chien, y otros por el estilo).

A los treinta y nueve años, Satie, que había estudiado siempre de manera irregular, siguió un curso de contrapunto con Roussel en la «Schola Cantorum», y obtuvo un certificado normal de estudios fir­mado por D’Indy y Roussel. Inclinó enton­ces su producción hacia la sobriedad, sen­cillez y claridad máximas. En esta segunda fase de su arte, y luego de haber apadri­nado, junto con Jean Cocteau, el «Groupe des Six» (v. Parada, 1917), actuó como guía de algunos músicos jóvenes, entre los cua­les figuraban Sauguet, Désormiére, Cliquet- Pleyel y M. Jacob; tal conjunto formó (1923) la «École d’Arcueil», así llamada por razón del nombre de la pequeña localidad en la cual vivió Satie retirado los últimos años de su vida.

Las composiciones más significati­vas de nuestro autor pertenecen a este pe­ríodo final: así, Sócrates (1918, v.), drama sinfónico vocal sobre un texto inspirado en los diálogos de Platón, Musique d’ameublemeni, serie de textos musicales escénicos para una comedia de Max Jacob, Mercure y Relâche, ballet instantaneísta. Dichas obras fueron compuestas de 1918 a 1924. En 1925 el músico fallecía en el hospital parisiense de Saint-Joseph.

L. Córtese