Émile Gebhart

Nació en Nancy el 19 de julio de 1839; murió en París el 21 de abril de 1908. Encaminado a los estudios de his­toria del arte, ingresó en 1860 en la Escuela francesa de Atenas y en 1869 publicó un bien informado estudio sobre el arte anti­guo (Praxitèle. Essai sur la peinture de gen­re dans l’antiquité).

La revivificación del arte clásico en el Renacimiento y, por con­traste, el precedente período medieval en Italia, atrajeron su atención inspirándole estudios orientadores de claro planteamien­to crítico y literario: De l’Italie. Essais de critique et d’histoire (1876); Rabelais, la Rénaissance et la Réforme (1877), que culminaron con obras significativas como Les origines de la Renaissance en Italie (1879), L’introduction à l’histoire du sentiment re­ligieux en Italie depuis la fin du XIII.e siè­cle jusqu’au Concile de Trente (1884) y La Italia mística (1890, v.). Raras veces las pa­siones sensuales y violentas de los «señores», el carácter y las arterias populares, los ar­dores místicos y los éxtasis artísticos de los pintores y de los santos italianos han sido evocados con tanta ponderación y compren­sión ora irónica, ora indulgente, bien con­movida, bien inspirada.

La inclinación a la literatura de que dan testimonio estas obras se mostró luego o en estudios sobre medallones o en obras de fantasía como Moines et Papes (1896), Autour d’une tiare: 1075- 1085 (1894), Cloches de Noël et de Pâques (1900), D’Ulysse à Panurge (1902), Un Pape de l’époque de la Renaissance, Jules II (1904), etc. Más tarde, sus ensayos sobre Botticelli (1904) y sobre Miguel Ángel (1908) revelaron un retorno a los estudios artísticos. En 1895 había entrado G. en la Academia de Ciencias Morales y Políticas; en 1904 se le abrieron las puertas de la de Francia.

C. Falconi