Elio Antonio de Nebrija

Humanista y gramático español. Nació en Lebrija (Sevilla) en 1444 y murió en Alcalá de Henares en 1522. Tomó el nombre de su ciudad natal (trans­crito casi siempre en la forma Nebrija) en vez de su patronímico Martínez de Cala e Hiño josa. Estudió en Salamanca. Marchó a Italia y a su vuelta en 1473 enseñó en Sevilla, Salamanca y Alcalá. Casó con Isa­bel de Solís, de quien tuvo siete hijos. El cardenal Cisneros le encargó en 1502 la re­visión de los textos griegos y latinos de la Políglota Complutense. Fue cronista real. Él mismo dice que «todo lo que en España se sabe de latín se ha de referir a él».

Su obra principal de Gramática son las Introductiones latinae (1481), basadas en un manual de Villedieux (siglo XIII) y en el tratado de Perotti. Su Arte de la lengua castellana (v. Gramática castellana) es la primera gra­mática impresa de un idioma vulgar. Sus diccionarios latino-español y español-latino son superiores a todo lo que existía en su tiempo en esta materia (v. Vocabulario). Compuso Nebrija, además, obras de Teología, como las Quincuagenas; de Derecho, como el Lexicón juris civilis; de Arqueología, como las Antigüedades de España; de Pe­dagogía, como el tratado De liberis educandis; de Historia, de Retórica, etc.

Por su profundo conocimiento de las lenguas clá­sicas y del hebreo, por su sentido científico y aun político del idioma castellano, por su labor de maestro, sobre todo desde su cá­tedra de Salamanca, por «su vasta ciencia, robusto entendimiento y poderosa virtud asimiladora», así como por su ardor de pro­pagandista, Nebrija es, según Menéndez Pelayo, la más brillante personificación literaria de la España de los Reyes Católicos.