Edward Augustas Freeman

Nació en Harborne (Staffordshire) el 2 de agosto de 1828 y murió de viruela en Alicante el 16 de marzo de 1893. Huérfano de padre y madre, fue educado por su abuela, y estudió primera­mente en escuelas privadas y luego en Ox­ford.

Su desahogada situación económica le permitió retirarse a Somerleaze, cerca de Wells, y dedicarse a la erudición; escribió en diversos periódicos. De tendencias libe­rales y adversario de cualquier forma de autoritarismo, apoyó a Gladstone y en cier­ta ocasión, aun cuando sin éxito, presentó su candidatura al Parlamento.

Tras dos ten­tativas frustradas, consigue en 1884 la cá­tedra de Historia moderna de la Universidad de Oxford. Formado en la escuela ale­mana de Ranke, tuvo de ella la seriedad científica y el cuidadoso estudio de las fuen­tes, que suponen un notable progreso res­pecto de los métodos de Carlyle y Froude; sin embargo, experimentó al mismo tiempo el prejuicio racial que le indujo a dar un valor excesivo a los elementos germánicos de la Edad Media.

Esta última caracterís­tica perjudica un tanto su monumental His­toria de la conquista normanda (v.) y tam­bién afecta más o menos a sus restantes y numerosas obras, entre las que cabe recor­dar History of Federal Government (1863), The Historical Geography of Europe (1881- 82), The Reign of William Rufus (1882), Method of Historical Study (1886) e His­tory of Sicily, no terminada.

Honrado, labo­rioso y poseedor de una amplia cultura his­tórica, fue, sin embargo, un escritor demasiado prolífico; lo mejor de su obra se reduce a los libros de poca extensión, a veces singularmente densos y animados.

F. Mei