Clément Jannequin

Acerca de este músico, que figuró entre los discípulos más geniales de Josquin Després y gozó en sus tiempos de una amplia fama, sólo poseemos noticias escasas e inciertas. Debió de nacer hacia 1485 en Châtellerault, y vivía aún en 1559; de esta fecha, en efecto, es un escrito, dirigido a la reina, en el que lamenta hallarse «en povre vieillesse». Cabe creer que murió el año siguiente. Cuando joven, estuvo al servicio de Louis Ronsard, padre del poeta Pierre; con él fue a Italia y participó en la batalla de Marignano (1515), en la que Francisco I derrotó a las tropas de España y de Maximiliano Sforza reunidas. En tal hecho de armas se halla inspirada la composición más célebre de J.: una canción titulada La batalla de Marignan (v.), muy pronto de moda y de la cual agradaron sobre todo ciertos efectos imi­tativos de singular eficacia sonora obteni­dos por el músico sólo mediante las voces.

En 1520 marchó a París, de donde parece haberse dirigido a España. Luego pasó al servicio del cardenal de Lorena. Gran in­fluencia sobre la polifonía francesa del si­glo XVI ejercieron sus caprichosas inven­ciones inspiradas en los más diversos temas descriptivos: El canto de los pájaros (v.), Le chant de Valouette, La chasse du lièvre, Le caquet des femmes, Le rossignol, Les cris de Paris. El motivo épico, que se da en La batalla de Marignan, aparece asimismo en otras «guerres» y en algunas canciones que J. compuso para exaltar las empresas del duque de Guisa, protector suyo, y en las cuales nada hay de ampuloso e insin­cero, por cuanto el encomio tiene siempre su fundamento en la conciencia humanística de la virtud o de la personalidad humana. Entre las composiciones de nuestro autor son también notables diversas páginas de música religiosa (motetes, salmos, misas).

V. Terenzto