Caroline von Günderode

Nació el 11 de febrero de 1780 en Karlsruhe y murió el 26 de julio de 1806 cerca de Winkel. Se tra­ta de una típica figura femenina del roman­ticismo alemán. De salud precaria y tem­peramento apasionado, a los diecisiete años ingresó en el pensionado de muchachas no­bles. En sus primeras obras (v. Fragmentos poéticos y Poesías y fantasías) se revelan sentimientos melancólicos y panteístas. En 1802 conoció a Bettina Brentano (v.), otra heroína célebre, aun cuando menos wertheriana; la amistad entre ambas dio lugar a una apasionada correspondencia, sellada por la novela de la Brentano, Günderode (v.).

Luego de una pasión desgraciada por el ju­rista Savigny (v.), enamoróse en 1804 del filólogo Friedrich Creuzer, quien, casado y profesor, acogió con prudencia las ardien­tes declaraciones de la poetisa, y luego fue su amante, aun cuando no se decidió al divorcio, en parte por gratitud hacia su esposa, que le había cuidado abnegada­mente en el curso de una grave enferme­dad. Tras dos años de terribles alternativas en las que se interesó todo el cenáculo de Francfort, Creuzer reconcilióse con su mu­jer, y G., cual nueva Safo, se dio muerte junto al Rin.