Carmen Sylva

Seudónimo de Isabel de Ru­mania, princesa de Wied, que nació el 29 de diciembre de 1843 en Neuwied del Rin, y murió en Bucarest el 2 de marzo de 1916. De exquisita formación artística y literaria, en 1869 casóse con el príncipe Carol I de Ru­mania, que al cabo de poco tiempo subió al trono real. Tocaba delicadamente el cla­vicémbalo y el órgano, y fue una fina mi­niaturista; además, y singularmente, dedicó sus excepcionales energías a la composición literaria y a la asistencia social, tanto en la paz como en la guerra, y trató de hallar en esta última actividad generoso consuelo al íntimo e irreprimible dolor provocado por la muerte de su única hija, María.

Amó a Rumania como tierra propia, y de ella la encantaron las fábulas y leyendas, idílicas O heroicas, de las cuales divulgó el conoci­miento en colecciones recogidas directamen­te o bien traducidas de otras recopilaciones. Por haber escrito en francés y alemán con­tribuyó a difundir la literatura rumana de carácter popular a través del mundo occidental. Entre sus obras cabe citar Pensées d’une Reine (1882), Una plegaria [Ein Gebert, 1882], Cuentos del Peles (1883, v.), Astra (1886), Llaman [Es klopft, 1887] y Venganza [Rache], además de numerosas composiciones líricas, dramas, etc.

R. Del Conté