Carlo Sigonio

Nació en torno a 1520 en Módena y murió el 28 de agosto de 1584 en su villa de Ponte Basso, cerca de aquella ciudad. Estudió en ésta, en Bolonia y en Pa­vía, y enseñó en varias poblaciones de Ita­lia (Módena, Venecia, Padua y Bolonia). Se le considera un precursor de Muratori (v.), en cuanto propulsor de una historio­grafía basada en una firme investigación filológica y erudita llevada a todos los as­pectos de la vida histórica. Entre sus textos cabe mencionar Regum, consulum, dictatorum accensorum Romanorum Fasti (1550), De nominibus Romanorum (1553-56)’, Emendationes de Livio (1555-57), De antiquo iure (1560), Fragmenta e libris deperditis Ciceronis collecta (1559-60), De república Atheniensium (1564) y De república Hebraeorum (1582). Erudito infatigable y muy hábil en el uso de las fuentes aparece en Del reino de Italia (v.), obra que abarca el período comprendido entre la llegada de los longo- bardos y el año 1268, y en la cual rompe el prejuicio humanístico que consideraba la Edad Media como una etapa oscura y bár­bara de la historia.

E. Allodoli