Calístenes de Olinto

Historiador grie­go. Nació en Olinto, Tracia, en 360 a. de C., muerto por orden de Alejandro Magno hacia 327. Sobrino segundo y discípulo de Aris­tóteles, C. habría sido condiscípulo del jo­ven príncipe macedonio cuando éste tenía por maestro al Estagirita.

Compuso una His­toria griega o Helénicas, que comprende el período de 387 a 357, y una Crónica de la guerra sagrada (357 a 346), continuación de la obra precedente. Más tarde, encargado por Alejandro de escribir sobre los gran­des acontecimientos de su reinado, siguió al conquistador en sus expediciones. C. cum­plió su misión como buen cortesano y gozó del favor del rey hasta el día en que se negó a ejecutar la «proskinesis», acto de homenaje que Alejandro había tomado de los antiguos reyes de Persia e impuesto a sus súbditos, y que consistía en arrodillarse ante el monarca hasta tocar el suelo con la frente antes de acercársele.

Poco después, complicado en la «conspiración de los pa­jes», a la que probablemente era ajeno, C. fue encarcelado. Según unos, murió de enfermedad en la prisión; según otros, fue crucificado en la India. Sea como fuere, la crónica redactada por C. — designada a ve­ces con el título de Pérsicas, en oposición a las Helénicas— fue utilizada por Clitarco de Alejandría, la obra del cual, a su vez, fue aprovechada por Diodoro de Sicilia, Trogo Pompeyo y Quinto Curcio.

Constituye, pues, una de las fuentes esenciales de la historia de Alejandro. En cambio, la obra Empresas de Alejandro (v, Alejandro Magno) — que ha sido atribuida a C. —, más que una crónica es una novela fantástica que no merece ningún crédito.