Bernardino Ochino

Nació alrededor de 1487, hijo del barbero Domenico Tommasini, en la comarca de Oca de Siena (de donde Ochino); murió en Schlachau, entre fina­les de 1564 y comienzos de 1565. Siendo menor observante, pasó en 1534 a los capuchinos, de los cuales llegó a ser general en 1538. Habiendo abrazado en 1542 el pro­testantismo de un modo abierto, huyó de Italia y se estableció sucesivamente en Gi­nebra, Augsburgo (1545) y Londres (1547). A causa del advenimiento al trono inglés de la católica María Tudor, regresó al con­tinente y fijó su residencia sucesivamente en Estrasburgo, Ginebra, Basilea y Zurich, donde llegó a ser pastor de una comunidad italiana. La infundada imputación de una inclinación suya al antitrinitarismo y a la licitud de la poligamia determina su ex­pulsión de la Suiza protestante y le obli­ga a buscar refugio en Polonia.

Pero ex­pulsado también de este país por manejos del nuncio pontificio y habiendo emprendi­do un nuevo viaje en busca de asilo, fue sorprendido por la muerte en Schlachau (Slavkov) en Moravia. Mezcla de misti­cismo y de lógica y dotado de extraordi­narias facultades oratorias (de donde los estrepitosos éxitos de sus sermones), se apa­sionó extremadamente por los problemas re­ligiosos de su tiempo. Escritas generalmente en italiano, pero condenadas sistemática­mente al fuego en Italia y por ello rarísi­mas, sus obras (v. Diálogos y Sermones) fueron traducidas o adaptadas por contem­poráneos suyos en latín, francés, alemán, inglés y polaco. Entre otras, anteriores a la apostasía, Prediche nove y Dialoghi sette (Venecia, 1541 y 1542). Posteriores, además de opúsculos polémicos y comentarios a las epístolas de San Pablo, Prediche (Ginebra, 1542-44; Basilea, 1545-alred. de 1562); una Tragedia (Londres, 1549); los Apologi (Gi­nebra, 1554); Diálogo del Purgatorio (Zu­rich, 1556); Syncera et vera doctrina de coena Domini (ibid., 1556); Disputa intomo alla presenza del corpo di Giesü Christo nel sacramento della Cena (Basilea, 1561); I labirinti del libero o servo arbitrio (ibid., 1561), muy apreciado por Leibnitz y por Bayle; Catechismo (ibid., 1561); Dialo­ghi XXX (ibid., 1563), de los cuales el XXI trata de poligamia.

B. Nicolini