Antonio Matesis

Nació en 1794 en una noble familia de Zante y murió en Sira en 1875. Literato neogriego, fue amigo y admirador de Solomos, y compartió con los otros in­telectuales de su ciudad natal las ardientes ansias de la lucha en favor de la indepen­dencia de Grecia. Desempeñó algunos car­gos en la administración municipal de Zante, y se hizo apreciar por su rectitud y su interés en favor del bien común.

En los últimos años de su vida se trasladó a Sira, donde murió. Su nombre se recuerda gracias a la comedia Albahaca (v.), escrita en 1828, parodia feliz de las costumbres de la vieja nobleza de Zante. Su restante producción literaria es mediocre.

B. Lavagnini