Andreis Pumpurs

Nació el 22 de septiem­bre de 1841 en Lieliumpravas Keirani, murió el 6 de julio de 1902 en Riga; representa en la poesía letona la tendencia romántica que se proponía resucitar el pasado legen­dario y los mitos heroicos. Su obra El ma­tador de osos (v.) no deja de tener rela­ción con su lugar natal, pleno de antiguas tradiciones, y con la naturaleza de sus gentes, inclinadas a impulsos fantásticos, a gestas heroicas y a nobles pasiones. En la vida práctica Pumpurs fue un simple agrimensor, y como tal trabajó en varias localidades (1867-73); intentó colocarse mejor en Riga (1874), pero no lo consiguió y partió hacia los Balcanes como voluntario en la guerra ruso-turca. Después de pasar por la acade­mia militar de Odesa, se quedó definitiva­mente en el servicio militar, y a partir de entonces no hizo más que peregrinar por las comarcas rusas, lejos de su hogar nativo, siempre añorado. Pero la muerte fue cle­mente con él: le sobrevino en su patria.

M. Rasupe