Alonso de Palencia

Humanista espa­ñol. Nació en Osma en 1423 y murió en 1492. En 1441 era familiar de Alonso de Cartagena. Pasó luego a Italia donde estuvo al servicio del cardenal Besarion y estudió Humanida­des con Trapezuncio. Vuelto a España, per­teneció a la casa del arzobispo Fonseca de Sevilla. Más tarde fue nombrado cronista y secretario de latín de Enrique IV. En 1468 se declaró partidario de don Alfonso e in­tervino en las negociaciones para la boda de los futuros Reyes Católicos. En 1476 lo hallamos en Sevilla, donde ayuda a estable­cer la Santa Hermandad; luego desaparece de la escena y nada más sabemos de él hasta su muerte. Entre sus obras figura la Batalla campal de perros y lobos (1456, v.), escrita en latín y luego traducida al caste­llano por su autor.

En las luchas de anima­les que se describen en el libro es probable que Palencia quisiera simbolizar las guerras civi­les que azotaban España. Su Universal vo­cabulario (v.) es anterior al de Nebrija, pero inferior en mérito. En el Tratado de la perfección del triunfo militar (1460, v.) de­nuncia la falta de orden y de obediencia que caracteriza a los españoles, y ofrece notas muy curiosas sobre el carácter catalán, francés e italiano. Su obra más importante es la llamada Décadas, escrita en latín y traducida al castellano por Paz y Melia; abarca desde 1440 a 1477 y presenta con toda crudeza el lamentable cuadro que ofrecía la Península en aquel período. Del latín tradujo Palencia las Vidas paralelas de Plutarco y la Guerra de los judíos de Josefo.