Alessandro Guidi

Nació en Pavía el 14 de junio de 1650 y murió en Frastati el 13 del mismo mes de 1712. A los dieciséis años fue acogido en la corte del duque Ranuccio II Farnese, en Parma. En 1681 publicó las Poe- sie liriche y el drama Amalasunta en Italia, obras acusadamente influidas por el mari­nismo. En 1685 marchó a Roma, junto a la reina de Suecia. Creyó renovar el gusto poético variando caprichosamente en una misma canción el orden de las rimas, el número de los versos y la extensión de las estrofas.

No tuvo seguidores, y más bien inspiró cierta antipatía; sin embargo, el lado positivo de su talento le procuró amigos como Muratori, Maffei, Guarino, Crescimbeni y Martelli. Fue considerado renovador de la poesía vulgar. Cuando la reina Cristina de Suecia quiso celebrar el advenimiento de Jacobo II al trono de Inglaterra y la emba­jada del monarca a Inocencio XI, G., a instancias de la soberana, compuso el melo­drama Accademia per música. La reina le inspiró también el drama mitológico Endimión (v.). Ingresó en la Arcadia en 1691. Completó la traducción de las Homilías de Clemente XI, y mientras se dirigía a Castelgandolfo para ofrecer al Papa el primer ejemplar del texto, los errores en él adver­tidos le ocasionaron un ataque de apoplejía.

C. Lelj