Albert Millaud

Nació en París el 13 de enero de 1844, murió en la misma capital el 22 de octubre de 1892. Hijo del conocido banquero Moisés, fue abogado, pero no ejer­ció; tras algunas tentativas poéticas hechas en su juventud, dedicó su actividad al pe­riodismo y al teatro. Escribió al principio en pequeños periódicos (Revue de poche), a veces fundados y dirigidos por él mismo; más tarde entró en el Fígaro (1869), del que llegó a ser redactor. Se inició en él con una afortunada rúbrica en verso (Pétite Némésis, publicada después en dos volúmenes, con el mismo título, aparecidos en 1869 y en 1872), en la cual pasaba atractiva revista a hombres y hechos del momento.

Continuó, en las mismas columnas, con una serie de divertidas semblanzas, publicada con los seudónimos de Baron Grimm y de La Bruyère; también éstos fueron reunidos en volúmenes: Lettres du Baron Grimm; Souvenirs, historiettes et anecdotes parle­mentaires (1876) y Les petites comedies de la politique (1878). Más sonada es su fama en el teatro, al que dio muchas comedias y «vaudevilles» de gran éxito, escritos a menudo en colaboración. De él sólo son Madame l’Archiduc (1875), La Créole (1875)-, Le péché véniel (1872); con Hennequin: Niniche (1878), Lili (1882), La femme à papa (1885); con Henri Meilhac: La Roussotte (1881) y la conocidísima Mam’zelle Nitouche (1886, v.); con Wolf escribió Egmont, drama lírico inspirado en Goethe; pueden recordarse también La quenouille de verre (1874), Les hannetons (1875) y, en fin, Pre­mier Paris (1892), que había de ser estre­nada el día que murió Millaud. Otras obras: Les poètes de la «Revue de poche» (1868), Fan­taisies de jeunesse (1865), Voyage d’un fantaisiste, Vienne, Le Danube, Constantinople (1873), Physiologies parisiennes (1886). La mayor parte de sus comedias tuvieron como protagonista a la actriz Judie, con quien después se casó.

P. Raimondi