Alberico Genteli

Nació en S. Ginesio (Macerata) en 1552, murió en Oxford el 19 de ju­nio de 1608. Terminados los estudios de Jurisprudencia en Perusa, ingresó inmedia­tamente en la Magistratura y fue durante tres años pretor de Ascoli. A continuación fue llamado a desempeñar el cargo de abo­gado en el municipio de S. Ginesio, donde, entre otros trabajos, compiló los estatutos cívicos y trató importantes asuntos con el legado pontificio, cardenal M. A. Colonna.

Cuando su padre, perseguido por sus ideas religiosas, hubo de refugiarse en Carniola, el hijo lo siguió, después de abrazar tam­bién el protestantismo. En 1579 se trasladó a Inglaterra, donde, gracias al favor del con­de de Leicester, canciller de la Universi­dad, fue agregado a la facultad jurídica y nombrado primero profesor del St. John College (1582) y después de la Universi­dad de Oxford (1587). El ardor con que defendió al embajador español Mendoza en el proceso que se inició contra éste por una pretendida conspiración contra Isabel, le valió el nombramiento de abogado de la corona de España en Inglaterra.

Además del tratado Del derecho de guerra (1598, v.) que precede al de Grocio, pero es muy posterior al del español Francisco de Vito­ria, que fue editado en 1539, publicó la obra polémica De juris interpretibus, Dialogi VI (1582) y De Legationibus Libri III (1583). Después de su muerte aparecieron sus ale­gatos en defensa del derecho marítimo y civil en favor de España: Hispaniae advocationis libri dúo.

R. Richard