Adolfo Omodeo

Nació en Palermo el 18 de agosto de 1889 y m. en Nápoles el 28 de abril de 1946. Voluntario de guerra y valeroso oficial de artillería desde julio de 1915 hasta enero de 1919; catedrático de Historia de la Iglesia en la Universidad de Nápoles en 1923; «hermano de armas», como le llamó Croce, en la compacta lucha dirigida en el campo cultural contra el fascismo desde La Critica; rector de la Universidad de Ná­poles en agosto de 1943; ministro de Ins­trucción Pública en el primer ministerio de concentración nacional (abril-junio de 1944); activísimo miembro del Consejo y vicepresidente de la Comisión de defensa (resto de 1944) y de nuevo voluntario de guerra (primeros meses de 1945). Muchos centenares suman sus publicaciones grandes y pequeñas. Son las principales: cuatro monografías sobre la historia de los orígenes del cristianismo: Gesù e le origini cristiane, Prolegomeni alla storia dell’età apostolica, Paolo di Tarso apostolo delle genti.

La mis­tica giovannea (1913-25); Religione e civil­tà: dalla Grecia antica ai nostri giorni (1924) ; Tradizioni morali e disciplina storica (1929); Alfredo Loisy, storico delle reli­gioni (1939); L’opera politica del conte di Cavour (1942); Per la difesa della cultura (1944); Per la riconquista della liber­tà (1945); Figuras y pasiones del «Risorgi­mento» italiano (1945, v.); Giovanni Cal­vino e la Riforma a Ginevra (1948, obra póstuma preparada por B. Croce); Il senso della storia (1948, obra póstuma); Difesa del Risorgimento (1951, obra póstuma). En el campo práctico, fue Omodeo espíritu extraor­dinariamente combativo en seguir, él y los que le rodeaban, su elevado ideal ético- político. En cuanto a su actividad científica, mostró gran talento, especulativo y realista al mismo tiempo, y fue rarísimo ejemplo de una competencia igualmente profunda en la historia antigua y en la moderna.

F. Nicolini