Adolf Furtwangler

Nació el 30 de junio de 1853 en Freiburg im Bresgau y murió en Atenas el 11 de octubre de 1907. Tras haber realizado los estudios de Arqueología, par­ticipó en 1878-79 en las excavaciones de Olimpia.

En 1880 fue nombrado vicedirector del Museo de Berlín, donde llevó a cabo una Descripción de los vasos reunidos en el Antiquarium de los Museos reales de Berlín [Beschreibung der Vasensammlung in Antiquarium d. kgl. Museen zu Berlin, 1885].

Terminada esta obra, pensó en una sistematización y descripción del conjunto de piedras preciosas del Antiquarium, lar­go tiempo descuidada; entre el proyecto y la publicación de los tres volúmenes de la obra Las piedras preciosas antiguas [Die antiken Gemmen, 1900] transcurrieron unos quince años, durante los cuales Furtwangler publicó, además de otros textos, Obras maestras de la escultura griega (1893, v.), libro funda­mental en la historia de la Arqueología, en el que el método de la crítica y el análisis estilístico de las copias aparece aplicado a la reconstitución de los originales de los maestros antiguos.

Profesor en Munich en 1894, en 1901 marchó a Grecia para empren­der una serie de importantes excavaciones en Egina, Amicles y Orcomenes, en las que trabajó hasta su muerte.