Becket o el honor de Dios, J. Anouilh

Drama en 4 ac­tos

Thomas Becket, de origen servil, lo­gra gracias a su coraje y a una refinada cultura convertirse en amigo del rey Enrique II Plantagenet.

Con sus consejos lo ayuda, además, a combatir los privilegios temporales de la Iglesia. Mas esta amistad se rompe cuan­do el rey nombra a Becket primado de Inglaterra.

Éste se toma, en efecto, el encargo seriamente y, convencido de ser el depositario del «honor de Dios», no vacila en defender a sus prelados frente a las vejaciones de los vi­carios imperiales.

Para escapar a la venganza del rey, se ve obligado a emprender el camino del exilio. Después de una tentativa de reconciliación, durante la cual ambos protagonistas, afligidos aún por el final de su amistad, se reafirman en sus respectivas actitudes, Becket regresa a Inglaterra.

Sin embargo, el rey, que no consigue acep­tar la traición del primado, ordena a sus barones que le den muerte. Becket, ataviado con los más solemnes or­namentos sacerdotales, afronta con plena conciencia la muerte en la catedral.

El rey promete descubrir a los ase­sinos, aunque confía precisamente a uno de éstos la investigación.

Enc. Garzanti