María Donadieu, Charles-Louis Philippe

[Marie Donadieu]. Novela francesa de Charles-Louis Philippe (1874-1909), publicada en 1904. Relata la mísera existencia de una joven, María Do­nadieu, que desde niña estuvo recogida en casa de su abuelo, Basilio Bourdon, robusto aldeano del Lyonés. Descuidada por su pa­dre, siempre borracho y pronto llevado a la muerte por su intemperancia, y abando­nada por su misma madre, que ha ido a vivir con un amante, la niña crece en un ambiente extraño y con tristeza sabe que habrá de seguir su vida en continua lu­cha con los demás. Conoce más tarde en Lyon a un estudiante en servicio militar, Rafael Crouzat, y se deja seducir por él. Pronto le sigue a París y cada vez más siente la voluptuosidad de conocer la exis­tencia y el amor de los hombres. Un amigo de Rafael, Juan Bousset, soñador y delicado, siente gran simpatía por ella y le hace comprender que una luz mayor brilla en los corazones cuando se elevan por encima de la vulgaridad cotidiana a la plenitud de los sentimientos. Pero María, ardiente de deseo, busca otros amores.

Un explorador, Mauricio, que la paga magníficamente, le hace conocer la embriaguez de tener dinero, de valorar la propia vida y de comprar cuanto se desea; le parece que ha salido ahora del cerco de soledad y desconfianza en que la encerraba la triste vida provin­ciana, cuando le decían que su madre ha­bía muerto porque no se atrevían a decirle que tenía amantes. Pero en su espíritu las palabras de Juan reviven a veces con nue­va luz, hasta el punto de que va a vivir con él durante algún tiempo, pero Rafael vuelve a buscarla y la lleva a Lyon. Allí María encuentra a su madre, que continúa su vida de amores fáciles con cuidadosa prudencia y enseña a su hija a dominar a los hombres y a no esperar del mundo de­masiada felicidad. Y de ese modo María vuelve a París junto a Juan, pero la tris­teza domina todavía su intimidad, en un contraste que quizá nada pueda resolver entre tantos sentimientos en lucha y una muda sumisión a las fuerzas mayores de la existencia y de la sociedad. La novela es algunas veces prolija en sus aventuras y no existe coordinación entre el personaje evidentemente autobiográfico de Juan, que quiere vencer la carne con la paz del es­píritu, y la individualista María; pero tiene páginas límpidas y moduladas que son de las más finas del escritor.

C. Cordié