Manfredo, George Gordon Byron

[Manfred]. Drama en verso de George Gordon Byron (1788-1824), pu­blicado en 1817. Está inspirado en el pa­trón del Fausto (v.) de Goethe (1749-1832) y simboliza, según algunos, la pasión del poeta por su hermanastra Augusta Leigh. Manfredo (v.) vive alejado de la sociedad, en los Alpes, y está atormentado por el re­mordimiento de un misterioso delito que ha cometido. Evoca los espíritus del uni­verso y éstos le ofrecen todo lo que desee, excepto la única cosa que él ansia: el olvido. En vano intenta arrojarse desde un alto pico e invoca a la bruja de los Alpes. Visita después la morada de Ahrimán, rehúye someterse a los espíritus malignos y les ordena evocar los muertos; por fin se le aparece Astarté, la mujer que él amó y que destruyó con su fatal abrazo («mi abrazo fue fatal… la amaba y la destruí [«My embrace was fatal… I loved her, and des- troy’d her»]: esta situación se convertirá en típica del hombre fatal del Romanticis­mo). Respondiendo a su invocación, ella le predice la muerte en el próximo día. En el momento prescrito aparecen unos demo­nios para apoderarse de él. Manfredo les niega el poder sobre su persona; desapare­cen, y Manfredo muere. [Es clásica la tra­ducción en verso de don José Alcalá Galia- no (Madrid, 1861), reimpresa en el volu­men Poemas dramáticos (Caín, Sardanápalo, Manfredo) con un prólogo de M. Menéndez Pelayo (Madrid, 1886). Existe además la versión castellana de Ángel R. Chaves (Ma­drid, 1876) y la de Rómulo E. Durán (Tegucigalpa, 1917)].

M. Praz

Con el Manfredo de Byron debo tener al­guna afinidad de sangre; todos los abismos de su alma los he encontrado también en la mía; a los trece años estaba maduro pa­ra realizar esta obra. (Nietzsche)

El arte de Byron conquistaba como una oratoria inferior, como una sugestión prác­tica más que como un arte verdadero, firme y destacado. No establecía la necesidad creadora de la adhesión a un estilo. (E. Cecchi)