Llueve, Llueve, Pastora, Anónimo

[II pleut, ilpleut, bergère). Canción popular france­sa del siglo XVIII, escrita por Fabre d’Eglantine (1750-1794), poeta y revolucio­nario muerto en la guillotina. Se compone de seis estrofas y tiene el estilo y el acento del siglo galante en que fue escrita. Se diría que se trata de un poeta habituado a frecuentar las fingidas pastoras del Trianon, y seguramente al componerla su autor no preveía las próximas convulsiones polí­ticas y el trueno revolucionario que estaba a punto de estallar, más mortífero cierta­mente que aquel a que se refiere la ligera canción. Publicada en 1782 en un número de la revista musical «La Muse Lyrique», llevaba el título de «Vuelta de los campos», y se hizo en seguida popular la gentil estrofa del pastor que, sorprendido por el temporal, corre con su pastorcilla a refu­giarse en su cabaña; se siente feliz con la ocasión que se le presenta de ofrecer hospitalidad a su amada, de poner a salvo sus ovejas, de admirarla y de hacer que la admiren los suyos, y, como la muchacha enrojece y se siente tímida, le promete que al día siguiente irá a pedir la mano a su padre.

L. Giaccometti