Lixuri en 1836, Andrea Laskaratos

Pequeño poema burlesco en cuatro cantos, obra juvenil del satírico neogriego Andrea Laskaratos (1811-1901) publicado en Atenas en 1845. El argumento de la narra­ción es un modesto episodio de crónica que tiene lugar en la pequeña ciudad de Lixuri, patria del poeta, en la isla de Cefalonia. Los lixuriotas estaban divididos por la discordia que motivaba la elección del lugar en que debía establecerse el muelle. Cada uno lo quería en su propio barrio y, a ser posible, en la puerta de su casa. Fi­nalmente los habitantes del barrio en que habitaba Laskaratos comenzaron a llevar piedras por su cuenta y echaron los cimien­tos del muelle. Este es el dato que el autor tomó para desarrollarlo poéticamente, ins­pirándose, según el mismo viene a declarar, en El cubo robado (v.) del italiano Tassoni, que le sugiere episodios y motivos cómicos (embajadas, peroratas, ridículas disputas) y, sobre todo, el tono general de la narra­ción. Pero el poeta se desenvuelve con originalidad, y suya es, en particular (can­to IV), la sátira del clero. El poemita co­rresponde a la primera fase de la actividad de Laskaratos, que en 1856 le acarreó la excomunión y otras persecuciones, y mues­tra rasgos de vivo realismo. También en el metro (sextinas de endecasílabos) aparece evidente y clara la influencia de la tradi­ción literaria italiana, siempre viva y pre­sente en las islas jonias. Debe tenerse en cuenta que el autor tuvo maestros italia­nos en Cefalonia y en Corfú, y que en 1839 Laskaratos obtuvo, en Pisa, el doctorado de ciencias jurídicas.

B. Lavagnini