Libro Siro-Romano de Derecho

Se da este título, más preciso que el co­rriente de Libro de Derecho Siro-romano, a una versión siríaca aparecida probable­mente a mediados del siglo VIII, de una obra jurídica griega, escrita con fines di­dácticos en los años 476-477, por un estu­dioso del derecho fiel súbdito del Imperio romano de Oriente, posiblemente un griego de Constantinopla.

Proporciona una expo­sición abreviada del «ius civile» y del «ius novum», pero no aborda el «ius honorarium». Se han añadido apéndices sobre las medidas y sus argumentos afines. El texto siríaco nos ha llegado en varias redacciones, representadas por los manuscritos que se conservan en Londres, París y Roma. Asi­mismo existen otras versiones y redacciones en árabe y armenio. El Libro Siro-romano se halla muy difundido entre los cristianos de Oriente; no refleja en parte alguna el derecho indígena o nacional de aquellas comarcas, como creyeron algunos investiga­dores, ni el derecho general cristiano de Oriente, cuya existencia no ha sido demos­trada por nadie. En la redacción L (de Lon­dres) el Libro consta de 127 artículos. Es­tos son denominados con el epígrafe de «leyes seculares traducidas de la lengua romana» (se entiende, el griego), al arameo (es decir, siríaco). En la misma redacción las leyes son atribuidas a los emperadores Constantino, Teodosio y León. En la redac­ción P (de París) el texto lleva como título Libro de los dikaiomata de los reyes… Constantino… Teodosio… y León.

En la Biblioteca Vaticana se conservan tres re­dacciones diversas, que se designan con las abreviaturas RI, RII y RIII. El Libro es co­nocido en toda la cristiandad oriental, del Cáucaso a Abisinia, desde los países de Babilonia, Susa y Persia hasta el Medite­rráneo, bajo el título de Leyes de Constan­tino, Teodosio y León. Ediciones de Sachau, en el Syrisch-römisches Rechtsbuch (Leipzig, 1880), y Syrische Rechtsbücher, I (Ber­lín, 1907). En versión latina de Ferrini- Furlani, en Fontes iuris antejustinianei, II (Florencia, 1940).

G. Furlani