Las Hermanas Rondoli, Guy de Maupassant

[Les soeurs Rondoli]. Volumen de narraciones que Guy de Maupassant (1850-1893) publicó en 1884. Forma la colección una serie de breves na­rraciones sobre toda suerte de temas y motivos caros al arte de Maupassant, en es­pecial de intención cómica y escabrosa («Un sage», «La patronne», «Le mal d’André», «Le verrou», «Rencontre», «Décoré»). Ya en el carácter de la primera narración, «Las hermanas Rondoli», se revela la pre­ponderancia de esos temas. Se trata de una deliciosa aventura de viaje, narrada en pri­mera persona con fina gracia, y cuyo mé­rito principal consiste en la habilidad con que están dibujados los caracteres opues­tos de dos hermanas, conocidas en distintos momentos por el protagonista. No faltan tampoco otros temas; así, la plácida acep­tación, por parte de las gentes del pueblo, de ciertas situaciones morales que a nuestra mentalidad le parecen insostenibles («Le pain maudit»), la sátira de la avaricia del pequeño burgués («Le parapluie») e incluso alusiones al desesperado juicio sobre el sentido de la vida humana, que entenebre­ció precozmente la mente del autor («Sui­cides»). Narraciones todas que, en mayor o menor grado, revelan el bien conocido vigor del estilo de Maupassant, a la vez que la excesiva facilidad de un escritor fecundo en demasía. Dos de ellas son particularmen­te notables: El Barrilete (v.) y El caso de la señora Luneau (v.). [Trad. de Luis Ruiz Contreras (Madrid, 1904)].

M. Bonfantini

Y como poeta, Maupassant, que no co­noce otra cosa que la materia y los senti­dos, y que sólo repara en los temblores obscuros de la materia y en los espasmos de los sentidos, pone en sus descripciones tanta verdad, que en ellas, gracias al dolor, a la piedad o al disgusto, se hace viva y presente la idealidad ética; gracias a lo cómico y a la risa, la superioridad del in­telecto sagaz; gracias a la desolación y a la desesperación, las exigencias religiosas. (B. Croce)