La Luciérnaga de la Noche, Giovanni Dominici

[Lucula noctis]. Obra en cuarenta y siete capí­tulos del beato Giovanni Dominici (1356-1420), escrita en 1405 y publicada en París en 1908. Vicario general de la Orden domi­nica, Lector de la Sagrada Escritura en Florencia, Dominici emprendió una violenta campaña contra el Humanismo (v.) entonces triunfante en Florencia, sobre todo por obra de Coluccio Salutati. En este escrito de tí­tulo enigmático, el autor, colocándose en el punto de vista moral, denuncia el peligro que amenaza a la idea cristiana por el exa­gerado entusiasmo hacia las obras de la antigüedad clásica; por lo que llega a la conclusión de que «es más útil para el cris­tiano arar la tierra que entender los libros de los gentiles»; y que la sola ciencia ver­dadera es la santa religión («sola sacra sophia est sancta philosophia»), mientras «las palabras de los filósofos, llenas de tinieblas, no sólo son superfluas para la verdad y para la virtud… sino peligrosas». Aparentemente Dominici se opone no al estudio objetivo de los autores griegos y romanos, sino úni­camente al humanismo paganizante; en rea­lidad intenta demostrar que son ilícitos para todo buen cristiano los estudios clásicos. Durante largo tiempo La luciérnaga de la noche fue considerada erróneamente como una réplica al escrito Del hado y de la for­tuna (v.) de Coluccio Salutati. Se ha de­mostrado en cambio que el conocido huma­nista florentino estaba preparando una larga epístola en respuesta al escrito de Domi­nici, cuando se lo llevó la muerte.

G. Martinelli