La Logia Invisible, Jean Paul

[Die unsichtbare Loge]. Obra juvenil de Jean Paul (Friedrich Richter, 1763-1826), publicada en Ber­lín, en dos volúmenes, en 1793. Tiene im­portancia por ser su primera tentativa de narración extensa, con estructura de no­vela. No figura, sin embargo, entre sus me­jores obras. La narración queda diluida y poco clara, a cada momento interrumpida por largas digresiones, y su lectura es, en conjunto, difícil y fatigosa. Además, los personajes están poco dibujados; el autor no había alcanzado todavía aquella madu­rez artística con la que hace deliciosa la extravagancia de la composición.

Es la his­toria de la formación espiritual de un joven, Gustavo, criatura sensible y buena, desde su nacimiento hasta el ingreso en la socie­dad secreta que da su nombre a la obra. Gustavo es hijo de un comandante y de una apasionada jugadora de ajedrez. Los primeros diez años de su vida los pasa bajo tierra, porque su abuela, apasionada del pietismo, teme siempre que algún peligro o alguna malvada influencia puedan dañar a su nieto. Una vez fuera del subterráneo, termina su educación, se enamora de una pastorcilla y es protagonista de singulares experiencias. Sus padres lo mandan a la pequeña corte de Scheerau, donde ellos ocupan un puesto importante. Allá conoce Gustavo al curioso profesor Hoppedizel, que tiene mucha influencia sobre él, y conoce también a su hijo Amando. Se enamora de la novia de Amando, Beata, lo que anuncia complicaciones sentimentales, evita­das por la enfermedad y muerte de Aman­do, quien en sus últimos momentos ex­presa el deseo de que los enamorados se casen. También el príncipe de Scheerau está enamorado de Beata, y la persigue inútilmente durante mucho tiempo. Por su parte Gustavo sufre el asedio amoroso de la «residente» y sucumbe, en tanto que Beata continúa siempre inasequible para el príncipe y fiel a él. En aquel período se inician en la vida de Gustavo sus relacio­nes con la sociedad secreta, de la que se hace miembro, con lo que le introducen en extrañas y misteriosas prácticas. Pero por fin se redime y se casa con Beata, que le perdona.

En este punto termina la no­vela. Se le añade una célebre novelita del poeta que contribuyó mucho a consolidar su fama: Vida del alegre maestrillo Maria Wuz en Auenthal (v.), que no tiene ninguna relación con la otra novela y que es bas­tante graciosa. En la Logia invisible se po­nen de manifiesto todas las características del poeta: humorismo, mezcla de motivos líricos y de prosa irónica, complacencia en los juegos de palabras, gusto por los argu­mentos extraños y complicados. Asimismo hallamos el arte de arabesco y decoración propio de Jean Paul, que más tarde hará de él uno de los mayores poetas alemanes, con personalidad inconfundible y — a pesar de todas las tentativas de imitación — in­imitable.

C. Gundolf

Una sociedad únicamente compuesta de Jean Paul sería la mejor, la más noble y la más alegre del mundo. (E. Jaloux)