La Guarda Cuidadosa, Miguel de Cervantes y Saavedra

Uno de los Ocho entremeses (v.) de Miguel de Cervantes y Saavedra (1547-1616), en prosa. La fregona Cristina es cortejada por un sa­cristán con dinero y por un soldado arro­gante y sin un ochavo. Éste, consumido por los celos, vigila la puerta de la casa de los amos de Cristina y aleja de ella, por las buenas y por las malas, a todos los visitan­tes de sexo masculino, llegando incluso a pretender impedir el paso al dueño de la casa. Llega el sacristán con un colega suyo y se enciende en honor de la muchacha una terrible pelea. La intervención de la linda joven lo arregla todo y la farsa se concluye con una promesa de matrimonio entre Cris­tina y el sacristán. De los ocho entremeses, éste es indudablemente el más teatral y el más rico en humorismo. El argumento, de­talle éste que casi nunca se encuentra en los otros, se desarrolla fácilmente hasta el final y el tipo del soldado sin dinero, pre­sumido y charlatán se perfila con una feli­cidad que, debido a la brevedad de la com­posición, resulta asombrosa.

A. R. Ferrarin