Kitāb Al-Muhadara Wa-L-Mudākara, Moše ibn ‘Ezra

Obra del judío español Moše ibn ‘Ezra (hacia 1060-hacia 1138). En la densa atmósfera poética que se respiraba en la España islámica durante el periodo de los Taifas, eran corrientes las obras de «Adab» o sea de formación literaria y estilística. El granadino Moše ibn ‘Ezra. de una lina­juda familia hispanohebrea de Granada, muy formado en letras árabes y hebraicas, quiso elevar éstas a la altura de aquéllas, y a este fin compuso el clásico libro Kitāb Al-Muhadara Wa-L-Mudākara, que se conoce con el título abreviado de Libro de poética hebraica. Su autor nos dice que lo compuso con dos fines: primeramente, defender los Libros Sagrados contra los que afirman que son libros carentes de bellezas literarias, y para ello el autor prueba cómo en la Biblia se dan la mayor parte de las figuras retóricas empleadas en la poesía árabe; la segunda finalidad perseguida con tal libro era que gracias a él los judíos pudieran en sus producciones en hebreo, asimilarse las reglas de la retórica árabe y competir, por tanto, con las grandes obras literarias ára­bes que entonces privaban en el ambiente culto.

Divide, por tanto, su obra en dife­rentes cuestiones, unas de carácter más general, otras de carácter más filosófico 0 bien histórico. Trata la primera cuestión de la retórica, la oratoria y la estilística; en la cuestión segunda se discurre acerca del concepto de poesía, sus elementos, dife­rencias entre la poesía y la prosa; en la cuestión tercera se subraya la superioridad poética de la lengua árabe; en la cuestión cuarta se hace historia de los orígenes de la poesía bíblica, de los cantos bíblicos, y se constata la asimilación de los judíos a la cultura y ambiente árabes y el olvido de su propia lengua: la cuestión quinta es muy importante, porque en ella se hace una historia crítica de la poesía hebraica en España, distinguiendo las diferentes ge­neraciones poéticas; la crítica de Ibn’Ezra es particularmente imparcial y de tono muy elevado; en la cuestión sexta se dan diferentes consejos a! poeta para sobresa­lir en su arte, y en las últimas cuestiones se exponen las diversas figuras retóricas árabes que se tratan de imitar en lengua hebrea.

J. Mª. Millás Vallicrosa