Kāvyādasā, Dardin

[El espejo del arte poética]. Tratado indio sobre arte poética, com­puesto por Dardin, el autor del Daśakumāiracarita (v.), hacia fines del siglo VII. Aunque no conozcamos las obras indias más antiguas sobre retórica o arte poética («alamkāraśāstra») y el Kavyādarśa no sea la más antigua de las que han llegado hasta nosotros, su importancia es grande, ya que el libro, muy preciso y amplio, recoge sis­temáticamente todo el desarrollo alcanzado hasta entonces por el arte poética, y sigue siendo fundamental en las edades siguien­tes.

Escrito en verso, contiene gran número de ejemplos ilustrativos, en gran parte del mismo autor, y alguna vez sacados de otros poetas. Dandin distingue en cada composi­ción poética un cuerpo y los adornos poé­ticos. El cuerpo es la parte sustancial, cons­tituida por la dicción, que puede estar sujeta a metro o no, o también puede com­binar las dos formas. No es la forma mé­trica la que determina la característica de la composición poética — la forma métrica, por sus ventajas mnemotécnicas, se encuen­tra muy divulgada en la India incluso en obras científicas de matemáticas, astrono­mía, medicina, etc. —, sino aquella dicción elaborada que, aunque carente de todo vín­culo métrico, sigue los dictámenes del arte poético. Una obra poética de particular importancia es el «mahākāvya» o poema clá­sico sobre eí que se detiene el Kavyādarśa para precisar la forma de su comienzo, los temas y adornos poéticos que le son adecua­dos. la división en cantos («saiga») homo­géneos en su conformación exterior. Tam­bién la prosa poética y la mezcla de prosa y verso encuentran su exposición teórica en el tratado de Dandin. Sin embargo, el mérito característico y común a toda com­posición poética está constituido por los adornos («alamkāra»), divididos en adornos referentes al sentido («arthálamkára») y adornos referentes a la palabra («śabdälamkāra»). Entre los primeros se mencio­nan la descripción, la similitud y la metá­fora; después, la alusión indirecta, la hipérbole, el doble sentido. Entre los adornos relativos a la palabra se destacan las nu­merosas formas de «yamaka», o paranomasia, cuyo variado empleo viene facilitado por la estructura y la grafía del sánscrito.

En estos «śabdälamkāra » la artificiosidad Formal del verso llega a un máximo minea alcanzado en otros idiomas o literaturas. Encomiados por los teóricos del arte poé­tica, aparecen por vez primera en el Rāmāyana (v.), se acentúan ya en los poemas de Kālidasā — por ejemplo el Raghuvamsā (v.)—llegando a ofuscar en épocas suce­sivas la inspirada y sustancial vena poé­tica. Trad. alemana (del texto sánscrito) de O. Böhtlingk (Leipzig. 1890).

M. Vallauri