Jane Eyre, Charlotte Bronté

Novela inglesa de Charlotte Bronté (1816-1855), publicada en 1847 con el pseudónimo de Currer Bell. La protago­nista, Jane Eyre, es una pobre huérfana que, después de pasar su infancia en un triste colegio de Lowood, entra cómo institu­triz en casa de los Rochester. La joven ins­titutriz, puntillosa y feúcha, atrae la aten­ción del señor de la casa, que al principio le concede su aprecio y su amistad, aca­bando por enamorarse de ella. Pero, cuando los dos están a punto de casarse, se descubre que Rochester no es libre; su mujer está loca, y él la tiene encerrada en su casa. Rochester suplica, entonces, a Jane que huya con él al más apartado lugar del mundo, pero ésta, abrumada por la trágica revela­ción, huye de la casa y es recogida desma­yada en las praderas y curada por el pastor John Rivers y sus dos. hermanas. Está casi a punto de consentir en casarse con el reve­rendo Rivers, cuando una noche le parece oír la voz de Rochester que la llama.

Al enterarse de que él ha perdido la vista en la inútil tentativa de salvar a su mujer de un incendió que provocó ella misma, Jane corre a él .y los dos se casan. Esta novela, la primera de Charlotte Bronté, fue publi­cada casi simultáneamente a las obras de sus dos hermanas, también escritoras, Agnes Grey de Anne y Cumbres borrascosas (v.) de Emily, obteniendo tal éxito que la obra, más poderosa y original, de Emily pasó casi inadvertida, y fue descuidada por sus contemporáneos. El excesivo dramatismo y la morbosa búsqueda de lo sensacional que se notan en la obra, explican la gran popularidad que gozó desde un principio, aunque parezca hoy constituir su aspecto menos convincente. El arte seguro y delicado con que Bronté sabe presentar los sen­timientos de sus protagonistas, y sobre todo el amor ardiente y devoto de Jane, su ca­rácter noble, su admirable lealtad, consti­tuyen sin duda el mayor mérito de la no­vela. [Trad. española de María Fernanda Pereda (Madrid, 1950)].

S. Rosati