Immensee, Theodor Storm

Novela corta alemana de Theodor Storm (1817-1888), publicada en 1852. Es su primera obra y al mismo tiempo una de las más delicadas narraciones de este finísimo novelista. En ésta, más toda­vía que en las sucesivas, en que Storm se acerca sobre todo a un poético realismo, la trama es sencillamente un pretexto para si­tuaciones espirituales y sentimentales esfu­madas con trazos levísimos, negros sobre gris.

Una amistad entre el niño Reinardo y la niña Elisabeth, con el tiempo se trans­forma en amor. Pero al llegar a los dieciocho años, Reinardo parte para asistir a la Universidad y, aunque de un lado y otro no cese el cariño, la ausencia de él da oca­sión a la madre de ella para persuadir a su hija a aceptar las ofertas de Enrique, un buen muchacho adinerado. Pasados unos años el marido invita a pasar unos días en una hacienda suya junto a Immensee, a su amigo de infancia, que ha regresado al país. Entre los antiguos novios, así que. se ven, se vuelve a encender de pronto la antigua llama; pero a no haber sido por un canto popular, que despierta punzantes recuerdos, ninguno de los dos se hubiera descubierto al otro, y aún después que unas pocas pala­bras de él han precisado la situación, no sucede nada entre los dos, porque Reinardo comprende que ahora debe partir para siem­pre.

Si en la primera parte la timidez y los impulsos juveniles están diseñados con mano segura y respetuosa, la segunda, que en vez de precisar hace sentir e intuir sugesti­vamente los sentimientos de ambos, revela toda la exquisitez del arte de Storm. Ni una palabra superflua, ni un gesto que turbe el equilibrio. Un cuadro perfecto en mesura y gusto, el cual ofrece al mismo tiempo una sencillez que hace olvidar el largo trabajo y la pericia que el autor puso en él.

F. Federici