Imitaciones y Misceláneas, Marcel Proust

[Pas­tiches et Mélanges]. Volumen de Marcel Proust (1871-1922), publicado en 1919; reú­ne varios escritos aparecidos en periódicos y revistas entre 1900 y 1910. La recopilación, aparecida después de la luminosa afirmación del escritor en la dos primeras partes de En busca del tiempo perdido (v.), sólo podía tener un interés retrospectivo, mostran­do algunos de los materiales toscos de la obra maestra o revelando algún procedi­miento del escritor. Sobre un suceso de crónica, «el proceso Lemoyne» de 1908, Proust había escrito algunas imitaciones estilísticas, reproducidas, fingiendo que el mismo hecho estaba narrado por Balzac, Flaubert, H. de Regnier, Michelet, Sainte-Beuve, Saint-Simon y otros. Ahora, esta habilidad de reproducir los estilos es muy conocida por los lectores de En busca, como estudio para multiplicar el placer estético, para hacer resurgir el pasado en todos sus tonos. Gran parte del volumen está consa­grado a las catedrales de Francia y vuelve el eco apasionado de la «ley de separación» que el autor en 1904 temía que fuese el fin de las iglesias admirables. Como numen y maestro se advierte en estas páginas a Ruskin; también están recogidas las páginas de introducción a las versiones proustianas de La Biblia de Amiens, de Sésamo y los lirios. En toda esta parte el volumen está aún más próximo a En busca, donde los motivos de las catedrales están recogidos en páginas famosas. Y también el estilo es más pró­ximo al de la obra maestra, con una madu­rez y firmeza que no se encontraban en los juveniles Los placeres y los días (v.).

V. Lugli