Idilios, Friedrich Müller

[Idyllen]. Serie de obras breves de Friedrich Müller llamado Maler Müller [«pintor» Müller] (1749-1825), publicadas en parte en 1775 (primera parte) y luego (segunda parte) en 1778 y 1783. Figuran entre las creaciones poéticas más graciosas del siglo XVIII y anuncian ya de lleno él gran florecimiento de la literatura alemana. Pertenecen a la producción juvenil del pintor poeta, y pue­den dividirse en idilios bíblicos, mitológicos y rústicos, localizados en alemania. El au­tor dispone de un lenguaje fresco, vivísimo, lleno de imágenes pintorescas que recuer­dan el rudo humorismo de Shakespeare. Se percibe también claramente la influencia de Gessner, pero los idilios de Maler Müller son bastante mejores por su concepción y ejecución poética.

Entre los idilios bíblicos el más conocido es «Adams erstes Erwachen und selige Nacht», que se funda en otro de Gessner, «Der erschlagene Adam», pero que lo supera en inspiración. Bastante gra­ciosos y sentidos son los idilios de argu­mentó mitológico. El mundo poético de Mü­ller no es un reflejo literario y convencio­nal, como a menudo se encuentra en los poetas arcádicos de su época; sus faunos son criaturas bufonescas, vivas, alegres, ale­jadas de los esquemas literarios. Son seres llenos de brío y de comicidad, sentidos con ánimo verdaderamente clásico. El más bello de los idilios es «Bacchidon und Milon», historia .del pastorcito Milon, que ha inven­tado un canto en honor de Baco y se muere de ganas de cantárselo a alguien. Encuen­tra al grueso fauno Bacchidon y lo induce a detenerse. Pero el otro es un beodo y el buen vino que el pastorcillo le ofrece le entusiasma tanto y le desata hasta tal pun­to la lengua que no hace más que elogiar el vino y no escucha el canto del pastor. Por fin dos zurras de éste le reducen al silencio. También es gracioso el «Faun Mo­lón», un viejo fauno que llora ante la pira en que arde el cadáver de su mujer, ro­deado por un grupo de faunos más jóvenes que se asocian al dolor de su padre por. la muerte de su madre. Entre los idilios de argumento campestre alemán los más cono­cidos son los largos «Schafschur» (trasquileo de las ovejas) y los «Nusskerne» (hue­sos de frutas), que transcurren entre cam­pesinos de Renania y refieren una simple y graciosa aventura de labradores.

C. Gundolf