Historias Barcelonesas, Carles Soldevila

[Històries barcelonines]. Obra del novelista, comedió­grafo y periodista catalán Carles Soldevila (1892) editada en 1950 y que comprende la mayoría de sus cuentos y narraciones, pu­blicados con anterioridad en l’abrandament (1917), Una atzagaiada i altres contes (1920), El senyoret Lluís (1927) y Una nit a Bonrepós (1929), además de algún cuento inédito o no recogido en volumen. L’abrandament es, en realidad, una novela corta donde Sol­devila nos cuenta la vida mediocre del pro­curador Lluciá Montoriol, el cual, conva­leciente de una grave enfermedad, va al campo para restablecerse. Allí rompe con la monotonía de una existencia pasiva junto a su hermana Angelina, al enamorarse, ya maduro, de Adelaida, una muchacha tam­bién mayor y de su misma clase social. Adelaida es grave, independiente y mari­mandona.

Al cabo de un tiempo Lluciá se arrepiente de su matrimonio, aunque pron­to la misma enfermedad que le atacó se lleva a su esposa. Lluciá reanuda entonces su vida gris y egoísta con Angelina, aun­que el recuerdo acuciante de su esposa no le abandona jamás. En general, el mundo narrativo de Soldevila es el de los ambien­tes de la típica burguesía barcelonesa. Con maestría y exigencia literaria el autor ana­liza preferentemente los caracteres femeni­nos, apacibles como el de Isabel en el cuen­to «Una altra ventafocs», o iracundos como la propia Adelaida o Eulalia en «L’heroi, la seva dona i el seu pare». Su estilo nor­mal, propio de un escritor nacido cuando la cultura catalana había pasado los titu­beos renacentistas, su «púdica causticidad» y su innata elegancia hicieron escribir a Carner que «el autor de estos cuentos no solamente es un ciudadano: es un mundano. Se adivina en los subrayados, en los eufe­mismos, en los silencios, casi en la pun­tuación».

A. Manent