Historia Romana, Charles Rollin

[Histoire romaine]. Obra de Charles Rollin (1661- 1741), publicada en ocho volúmenes, a continuación de una Historia antigua, de 1738 a 1741, y cuyos últimos toques fueron da­dos después de la muerte del autor, por su discípulo Crevier.

Trata de la monarquía y la República hasta el triunfo de Octaviano. Rollin quiere demostrar que a través de las conquistas de Roma, se desarrolló un de­signio providencial, con una constancia y coherencia de acción y de resultados que superan la prudencia humana, y sobre cu­yas virtudes se basó la grandeza de la Urbe: el culto religioso, el amor de la libertad en cuanto sumisión exclusiva a las leyes, el amor y la devoción total a la patria, la dis­ciplina y la firmeza del carácter, la pasión de la gloria y la ambición de dominio. La organización de las relaciones sociales tem­plaba la desigualdad de clases, y las mis­mas luchas entre aristocracia y pueblo fa­vorecieron el mejoramiento de ambos. Las conquistas fueron necesarias para la unifi­cación y pacificación del mundo civilizado, que era condición necesaria para el adve­nimiento del cristianismo. Sobre este prin­cipio el relato de los hechos procede, acep­tando la tradición sin la menor crítica, en forma amable y comunicativa, con evidente intención pedagógica, animando con el ca­lor de la simpatía hechos y personajes que la pedantería erudita ha hecho rígidos.

Re­produce el método y el estilo mantenidos por Rollin en la escuela, donde la historia era enseñada a los fines de la educación moral (v. Tratado de los estudios). De es­caso valor como obra histórica, por el espí­ritu con que fue escrita y gracias al cual halló eco en las generaciones contemporá­neas, conserva notable fama y es símbolo de sus tiempos. Heredero de la admiración del siglo de Luis XIV por el clasicismo heroico, y al mismo tiempo, a través de Bossuet, del concepto de un plan providencial en la constitución del Imperio romano, transmitió a las generaciones revoluciona­rias — educadas en aquella historia enor­memente difundida — el ideal de las virtu­des civiles, de la libertad, del sacrificio a la patria y de la reverencia por las leyes que tan decisiva intervención tuvo en la vida cultural, política y jurídica prerrevolucionaria como también en la práctica de la Revolución.

P. Onnis