Historia Florentina, Giacotto Malispini

[Storia florentina]. Continuada por Giacotto Malispini, la Historia de Ricordano Ma­lispini (1220?-1285?) abarca desde la fundación de Florencia hasta el año 1286. Está compuesta por 248 breves capítulos, de los cuales los primeros repiten la corriente fá­bula sobre la fundación de Fiésole, «que fue la primera ciudad hecha en el mundo, cuando terminó el diluvio del arca de Noé», y las leyendas de la fundación de Roma y la destrucción de Fiésole por obra de Julio Cé­sar, que quiso erigir la nueva ciudad, llama­da por los senadores Florencia Magna, que a su vez fue destruida por Atila y recons­truida. Sigue la genealogía de las principa­les familias de Florencia, descendientes de los romanos, y las vicisitudes de la ciudad hasta la división en partidos, originada por la muerte de Buondelmonte Buondelmonti. A partir de este punto (Cap. C), la historia se hace más detallada y verídica, ocupándose del período de las luchas entre güelfos y gibelinos y entre las diversas ciudades tos- canas, y extendiéndose a los principales acontecimientos de toda Italia y Europa.

El autor se nos muestra como güelfo moderado y, como Dante, hostil a la gente nueva y orgulloso de la antigua nobleza de origen romano. Según afirma, un pariente romano le procuró algunos escritos sobre los que se funda su historia, además de otros que halló en la Abadía Florentina. La prosa es sen­cilla y expresiva, aunque no siempre clara, y está escrita en un italiano arcaico y puro. No se conserva ningún manuscrito de la época; pero la narración de Malispini es repetida íntegramente en la famosa Cróni­ca de G. Villani (v.), lo que ha inducido a autorizados estudiosos a considerarla como una reducción posterior de Villani, con falso nombre. Pero en la actualidad se tiende de nuevo, como ya lo hizo Capponi, a considerarla original e incorporada ulte­riormente por Villani en su obra, como acostumbraban a hacer los cronistas con sus fuentes. Por consiguiente, sería la primera historia en italiano vulgar, de una notable amplitud y madurez de composición, a la vez que una fuente histórica importante de la Divina Comedia (v.), como se pone de manifiesto en algunos episodios de ésta, ajustados a la narración de Malispini.

P. Onnis

Cuando narra hechos contemporáneos es un testimonio verídico y exacto, y ni su fe güelfa le induce a alterar los hechos. Pero cuando se aparta de su tiempo nos hallamos en la infancia de la cultura. (De Sanctis).

Es prosa de novela, no de historia.  (F. Flora).